sábado, 17 de marzo de 2012

OSTEOPOROSIS Y POLÍTICA NACIONAL


Por Carlos Neri Torres
En Baja California se les acabo el hueso a los panistas en varios municipios las pasadas elecciones, y a nivel nacional, quienes ocupan un cargo por votación y plurinominal también, se quejan de dolor de huesos, de enfriamiento motivacional, de calambres nocturnos y se espera el tan temido año de Hidalgo, y si no hay pactos  el medico del pueblo habla de una amputación del hueso.
Si al mismo  partido político lo reelige el pueblo (PAN), los azules seguirán, un larga y sana tregua de seis años, pero si los Simpson, que comanda López Obrador se olvida de bravatas y descalificaciones pudiera dar una sorpresa, ya que en el centro del país no es tan mal visto pero en la frontera ha tenido nula presencia en etapas electorales pasadas.
 Por allá  en Europa sacaron una carta bajo el manga, donde se hable de que "México ocupará la sexta potencia para el 2020", más no dicen si, solo que  siga el gobierno azul o solamente que cambien de partido, una cosa si es segura, solo sería de color partídista, ya que los elementos para conformar un gabinete se irían extrayendo de otros partidos  de bajos cargos y poca experiencia o empresarios o universitarios que si hay como en botica ya apuntados.

Los dinosaurios que en épocas pasadas dominaron esta galaxia mexicana e hicieron pactos con otros mundos políticos. habían tejido sus redes  muy solidas tal como en su tiempo los sindicatos, pero como el pastel lo devoraba solo unos cuantos les costo una división que dio origen a nuevas castas sociales (partidos políticos minoritarios) que se juntan como las familias, solo cuando hay difuntos o herencias por repartirse que es el voto.

Si hacemos una balanza encontramos que hay marcada pobreza en lugares en donde la legalidad  sentó sus anclas, que quienes pertenecen a sindicatos, a agrupaciones  o partidos políticos  ya están seguros que les va a ir bien ya que tienen representantes  en las cúpulas y velan por sus intereses como vimos la ley vetada por el congreso en Baja California y le dieron "palo" a esa petición del gobernador Osuna Millán,  pero lo más grave es que el pueblo sigue siendo el motín, el que paga los antojos del gobierno en turno, que el pueblo con sus cuotas de las carreteras, y placas de autos y predial esta dando vida de ricos a ex empleados de gobierno ex maestros y del IMSS y políticos y el pueblo ya no tiene para comer ya que el pueblo de sesenta y mas vivirá de limosnas los pobres seguirán siendo  carnada cada elección.

Cada sexenio aumenta la carga al pueblo, inventan cobros, tiran el dinero, ya que no les costo trabajo ganarlo, mientras los pobres apenas pueden comprar una casa de tres metros de frente y una sola recámara para pagarla en15 años, el ramo magisterial por el mismo pago mensual puede comprar casas de cuatro veces más cara y mas grande y sobre todo en mejor zona, siendo esto una cachetada a la pobreza y una desigualdad entre quienes educan  se comparten y reparten el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario