domingo, 11 de septiembre de 2011

VICENTE FERNÁNDEZ MUY QUERIDO EN TIJUANA LLENÓ PALENQUE

Mientras ustedes sigan aplaudiendo yo seguiré cantando..quieren mas decía..y el como unisono se dejaba vibrar en los mas apartados espacios de este lugar.
Las canciones se ollen a media cuadra del palenque en este septiembre del 2011, es la imagen  de los últimos grandes de la época de oro del cine mexicano, de aquella época que reynaba la "Ley del Monte" que hicieran éxito los rancheros de los años 70s. el Charro de Huentitan que vivio 7 años en Tijuana, esta en el centro del palenque y es buscado por todas las nenas lindas las más románticas solo quieren estar junto a el, pero son las 2:40 am de este Domingo, la oscuridad de la noche pinta una frescura al estilo Huentitan, esta todo en calma por fuera, atrás de la entrada sus fans que no compraron boleto alcanzan a ver del lado de la feria su imagen de la pantalla también allí cantaron sus canciones a solo unos 60 metros de la puerta.
En pantalla gigante muy cerca de los de los guardias de seguridad de la feria, por dentro todo es caminar entre piso mojado, las escaleras entre tierra y agua  invitan a un resbalón, charolas  van y vienen cargadas de cervezas, y botellas de vino  muy caro que se consume en las primeras sillas del palenque, no hay a quien le importe evitar las caídas de sonámbulos de euforia mexicana confundida entre el romanticismo y los gratos momentos que inspiran sus canciones, el amor y el valor que da el alcohol, el lugar esta a reventar, las mujeres regalando besos y abrazos al patriarca de la dinastía Fernandez y sus seguridad quitandolas del patrón para que no desgaste, pero una mujer se tendió casi un minuto besando a su artista, y tan solo dejo ver el charro que nada se debe de resistir a tanta expresión de la gente que lo quiere, un gran ídolo del pueblo, del que sigue el folklore que emana este país donde el sentimiento de amor y desamor se vive extasiado en ese burbuja que deja el sentirse vivo,  el amar y se amado, en este lado de la frontera en que la virgen morena sigue siendo la reyna cual estandarte desde la revolución se respira  tanto como la fe. ese motor que mueve corazones, y logra llegar a lo alto de la cima cual cimarrón sumiéndolo clave de Caja California.
Dejamos un ramillete de chicas elegantemente bellas en las fotos que acompañadas de sus amigas se tomaron la noche para ser ellas mismas, sin estorbos, mi galanes pues aquí habíamos bastantes en la misma situación vimos muchos vehículos con placas de California lo que nos dice que llego el turismo vecinal, también vimos a nuestra gente de la municipal checando vehículos lujosos y sus ocupantes en los alrededores de esta Macro Plaza sin pasar a mayores, por dentro no hubo nada que lamentar según informaron municipales apostados en este nosocomio que es elegido por sus enfermos mayores de edad y que ya merecen  este tipo de diversión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario